El abastecimiento de agua potable insuficiente e inadecuada implican riesgos, representa un problema constante sobre la salud de la población mundial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 80% de todas las enfermedades en el mundo  en desarrollo, son causadas  por la falta de agua limpia y saneamiento  adecuado,  siendo ésta  una de las causas principales de enfermedades y mortandad.