Aceleramos el ciclo natural del agua al capturar las micro partículas de agua que se encuentran suspendidas en la humedad relativa, para luego formar una nube y hacer llover, obteniendo agua prístina que pasa posteriormente por un proceso de filtrado, purificación y esterilización, pudiendo obtener hasta 28 litros de agua purificada por día.